27 noviembre, 2018 Eventos 0 Comments

10 razones para realizar una actividad de Team Building

Para empezar… ¿QUÉ ES EL TEAM BUILDING?

Literalmente, Team Building significa “construcción de equipos” y esto es debido a que engloba una serie de actividades en grupo que fomenta el trabajo en equipo.

Estas actividades se estudian previamente, con el objetivo de mejorar el rendimiento de empresas, escuelas e incluso clubes deportivos.

¿En qué consiste el team building?

Esta tipología de eventos se lleva a cabo fuera del horario laboral (normalmente), en espacios alejados de la vida cotidiana con entornos diferentes,  que permiten a los trabajadores liberarse de las tensiones y de este modo, relacionarse más fácilmente con sus compañeros.

A diferencia, de otros eventos, como por ejemplo, un espectáculo, en estos, se “invita” a los participantes a trabajar en equipo con el objetivo común de superar  varias pruebas. Para ello, se  requiere  la total implicación de cada uno de los miembros del equipo. En el Team Building los protagonistas del evento, son los mismos participantes.

Los 10 beneficios del team building

  1. Logra cohesión entre los trabajadores.
  2. Descubre los roles y habilidades de cada uno de los trabajadores.
  3. Mejora la productividad.
  4. Rompe las barreras que impiden la creatividad.
  5. Agiliza la capacidad de resolver problemas.
  6. Refuerza la confianza y la motivación.
  7. Fomenta la actitud positiva ante el trabajo y los posibles problemas.
  8. Identifica fortalezas y debilidades de cada uno de los miembros e incluso de la propia empresa.
  9. Acentúa el sentimiento de pertenencia a la empresa.
  10. Promueve el crecimiento personal y profesional.

Por tanto, como podemos observar el objetivo no es solamente conocerse mejor, que ya es un aspecto importante, sino que el hecho de vivir un triunfo alcanzado, después de una período de inseguridad, tensión e incluso duda, favorece a que se sientan mucho más cercanos los unos de los otros, más unidos, más capaces de superar cualquier dificultad que surja a partir de ese momento.

Y es que mediante las actividades de Team Building se pueden observar áreas de los participantes que de otra manera no se podría; por ejemplo, cómo reaccionan ante la presión, como se relacionan entre ellos, cómo solucionan los problemas que surgen durante el progreso de la actividad, cómo se comunican o cómo son capaces de tomar el liderazgo así como concederlo a otros.

¿Cómo organizar un team building en tu empresa?

De lo que no tendría que haber duda es que las empresas de éxito están compuestas por empleados felices, para ello es fundamental inspirar una actitud de  “Carpe Diem” (“Aprovecha el momento”). Del mismo modo, un equipo de trabajo que tenga bases sólidas, podrá responder con mayor agilidad a las exigencias cambiantes que nuestro entorno reclama, alcanzando así el máximo beneficio.

¿Se te ocurre algún beneficio más del team building? Cuéntanoslo en los comentarios!

POST RELACIONADOS
Compartir